El regalo que una madre no se espera

El regalo que una madre no se espera

¿Por qué no regalar un sujetalibros en bronce creado de forma artesanal? Un bonito homenaje para agradecer a las madres esa labor educadora que han ejercido durante años. Porque sí, muchas de ellas nos enseñaron las primeras letras y nos acompañaron con nuestros primeros libros. Si buscas un regalo original para el Día de la Madre, una figura en bronce es un regalo que no se esperará y que seguro que le encantará.

 Don Juan Tenorio

Para las madres amantes de los clásicos, que no se pierden ningún año la representación anual del Juan Tenorio en los teatros españoles cada 1 de noviembre.

Hay dos ciudades donde el Tenorio es más que un clásico: Sevilla y Valladolid. Sevilla por ser ciudad de ambientación donde D. Juan encuentra su destino. Valladolid, por ser la localidad en la que nace Zorrilla, su autor.

En ambas, cada 1 de noviembre los teatros se llenan para ver y recordar el Tenorio y sus enseñanzas.

Esta escena corresponde al Acto IV, escena X, en la que, avanzada ya la trama, Don Juan Tenorio se dispone a pedir perdón al padre de Doña Inés, quien, sin embargo, no acepta la disculpa, desencadenando la tragedia posterior.

En primer término, Don Luis Mejía, a quien Tenorio había mancillado su honor con su prometida, y al que le dedica estos famosos versos:

¡Y tú, insensato,

que me llamas vil ladrón,

di en prueba de tu razón 

que cara a cara te mato!

El Principito y la Rosa

¿Cuál fue el primer libro infantil que te leyó tu madre? El Principito ha pasado a la historia de la literatura como uno de esos primeros libros que hemos leído y disfrutado con las madres (mayoritariamente, y quienes ya tenemos una edad).

 

El Principito tiene infinidad de frases que merecen la pena. Pero para describir lo que es una madre, creo que esta es una de las mejores: “El tiempo que dedicaste a tu rosa hace que tu rosa sea tan importante”.

Irisa, o la encarnación de una lectora

¿Tu madre es una ávida lectora? Entonces se sentirá identificada con mi particular homenaje a la mujer lectora. En esta ocasión, con la forma de Irisa, quien tiene un libro entre las manos.

Esta figura en bronce es un regalo perfecto para las abuelas, esas segundas madres que también se merecen un detalle, por todo lo que nos han dado.

Publicaciones Relacionadas:

1Comentarios

  • Avatar
    Christine Sinek
    ago 5, 2020

    These are amazing statues. I wonder whoever made these ever showed this art of his in an exhibition or not. I belong to a firm where I work as a UK law essay writer. Our office is in London, and I need two of these statues for my cabin. Please guide me how could I buy these?

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código