Categorías

¡Lo más vendido!

  • Primavera Morla Esculturas
    Primavera

    Ya hemos dejado atrás el invierno. La primavera llega llena de...

    100,00 €
  • Nesto Morla Esculturas
    Nesto

    Nesto, tumbado a la orilla del Río Luna en las largas tardes de verano,...

    125,00 €
  • Último Rayo de Sol de la Tarde bronce
    Último Rayo de Sol de la Tarde

    En la creación de las partes del día y al igual que que ocurre con...

    125,00 €
  • Estudiante (mano) Morla Esculturas
    Estudiante (mano)

    La figura del estudiante eternamente ligada a los libros, donde...

    100,00 €
  • En Babia (Pies)
    En Babia (Pies)

    Figura de la serie que representa a esos jovenzuelos del pueblo en...

    125,00 €
  • Estudiante Niño Bronce
    Estudiante (Niño)

    Los estudiantes, tanto el niño como la niña, son dos bronces diseñados...

    155,00 €
  • Aurora Morla bronce
    Aurora

    Aurora es una representación en forma de niña de las partes del día. Es...

    155,00 €
  • Menina bronce
    Menina

    En aquella época en la que pasábamos lo veranos en Babia disfrutando del...

    125,00 €
  • Lolín Morla Bronce
    Lolín

    Lolín (diminutivo de Manolín) es otro de los niños que pertenecía a la...

    125,00 €
  • En Babia (W.C.) bronce Morla
    En Babia (W.C.)

    Gastos de envío gratuitos para toda la Península Ibérica, para el resto...

    125,00 €

Entrevista a Amancio González

Entrevista a Amancio González
Amancio González nació en Villahibiera de Rueda en León en el año 1965.
Es famoso, no solo en España, por sus grandes y espectaculares obras en hierro. En su propia ciudad natal podemos disfrutar por la calle de varias de ellas.
Para conocer más a cerca de su trabajo: http://www.amancio.eu/

¿Cómo y cuándo comenzaste en el mundo de la Escultura?

Creo que soy un escultor de vocación tardía, con 21 años y ninguna experiencia en este campo contaba tan solo algunos trabajos sin pretensiones realizados en pequeños pedazos de madera y en alguna piedra de talco robada de la escombrera de la mina de Puebla de Lillo, en fin, todo lo que con una navaja y mucha voluntad se puede llevar a cabo.

Toda mi relación con el arte se limitaba a unos años de clases de pintura en la academia de Alejandro Vargas a quien creo que todo le debo el descubrimiento, la pasión por el arte y el amor por el trabajo. A él le gustaba hablar y yo era una esponja, recuerdo que a veces nos pasábamos la hora de pintura charlando y que no pocas veces la conversación se prolongaba en el bar.

Al finalizar servicio militar disfruté de un mes de permiso antes incorporarme a la empresa para la que ya trabajaba, la RENFE, ese mes de permiso lo pasé en mi pueblo, Villahibiera de Rueda y allí, de forma prácticamente intuitiva comencé a trabajar la madera de un tronco de peral apilado en la leñera. El tronco ya era de considerables dimensiones y la idea era bien sencilla, estaba interesado en el cuerpo humano y me puse a la tarea, disponía de escasas herramientas y desconocía su manejo pero el resultado de todo lo que iba apareciendo en la madera me hicieron olvidar todas las dificultades, recuerdo mi excitación acompañada de una sensación extraña y adictiva.

¿Qué te proporciona la Escultura?

La posibilidad de compartir emociones personales con el de otras personas  directamente, sin intérpretes ni traductores, quizá por ser la escultura un arte necesario, exigente e intuitivo, o quizá porque pensamos que dentro de los materiales se esconden tesoros y que los escultores somos las única personas preparadas para encontrarlos…

 

¿Qué buscas al realizar una obra? ¿Qué intentas transmitir?

Intento hacer mi trabajo con honestidad, sin hacer preguntas, sin ofrecer respuestas pero dejando que mis emociones fluyan juntamente con el material.

Sinceramente creo que no puedo controlar lo que quiero transmitir y  que es el espectador el que está realmente capacitado para comprender lo que quise o no transmitir

¿En qué tipo de materiales sueles esculpir y por qué eliges unos u otros?

Trabajo habitualmente los materiales clásicos de la escultura, la madera, el bronce, la piedra y el hierro. La elección depende únicamente de la composición y de las posibilidades físicas de los materiales por ejemplo en este momento trabajo el hierro porque me permite realizar grandes volúmenes y sostenerlo en el aire sin demasiados elementos de apoyo.

¿Te has encontrado en el extranjero más dificultades o facilidades para exponer?

De momento en el extranjero me ha sido más sencillo ver aceptados mis proyectos a través de los simposiums internacionales de escultura, es muy importante este hecho ya que cada proyecto realizado lleva consigo un gran enriquecimiento personal, experimentar la escultura en gran formato, el comportamiento de los materiales y su relación con el espacio es sin duda una oportunidad única para crecer

¿Crees que está hoy por hoy valorado el Arte en su justa medida?

Creo que el Arte ha perdido la exclusividad de hacer soñar a la gente o de emocionarla o de excitarla… En el mundo contemporáneo coexisten infinidad de instrumentos no artísticos que son capaces de suplir esa función y además existen en todas las etapas de la vida humana.

Desde esta punto de vista el Arte lo tiene cada día más difícil para manifestarse y encontrar la recepción necesaria por parte de los espectadores pero ahí sigue… el público cada día menor pero más especializado en un mundo globalizado en el que también ha aumentado considerablemente el número de artistas.

A pesar de esta visión un tanto pesimista de la realidad artística sigo creyendo que cada vez que al Arte se le da una oportunidad nunca defrauda, entendiendo que la valoración siempre es personal  y esa es parte de su grandeza.

 

¿Qué propondrías para apoyar al mercado artesano en general?

Desde las instituciones creo que es clave o fundamental para salvaguardar o proteger la artesanía de aquello que no lo es y con la que esta no puede competir,  ofrecer a los artesanos un lugar específico, con encanto, con carácter permanente y sobre todo económico donde se pueda disfrutar  de sus productos, de su oficio y que además estos puedan venderlos.

Estos mercados artesanales son una fuente potencial de atracción turística además de hacer una ciudad más hermosa, de hecho una ciudad sin mercado de artesanía es una ciudad incompleta. Propongo la reconversión del fallido mercado del Conde Luna en un lugar para los artesanos.

Los artesanos son las únicas personas que nos transmiten con sus manos oficios ancestrales, patrimonios en vías de extinción y que en este momento están urgentemente necesitados de apoyo institucional primero y popular después.

¿Cómo encajas todo el sentido artesano en un mundo tan tecnológico?

La tecnología de hoy no deja de ser la artesanía del pasado, es decir aquello que fabricaba el hombre para su uso facilitándole la vida en todos los órdenes. Pues bien, la artesanía como entendíamos está perdiendo su uso y esa es una lenta agonía, la he visto reconvertirse en objeto  decorativo o en artístico manteniendo la técnica y oficio tradicional pero en general la artesanía volverá a ocupar un lugar de relevancia cuando recupere el lugar que nunca debió de dejar, el lugar de lo útiles necesarios.

Es necesario estudiar las necesidades humanas  del hombre contemporáneo y dar solución a la nueva problemática que le acompañan. Desde mi punto de vista los objetos que siempre han fabricado los artesanos están tan ligados a  la naturaleza de nuestros sentidos que al haber perdido su uso ha dejado al descubierto  su  característica más importante, la belleza.

 

¿Hasta qué punto la tecnología y la técnica condicionan?

La técnica y la tecnología deben de comportarse frente al artesano o frente al artista  como un aliado, como una herramienta que puede ayudar a enriquecer nuestras obras, efectivamente ambas pueden condicionar nuestro proceso pero solo eso porque tanto para el artesano como para el artista el objetivo fundamental es el resultado de ese proceso, es la obra final.

¿Hacia dónde ves la evolución de la Escultura?

Ni idea, parto de la base de que la Escultura es una puerta para el hombre y de que acompaña a este desde tiempos inmemoriales. No me cabe duda de que la Escultura seguirá con el hombre en su evolución y recurrirá sin complejos a nuevos materiales y desarrollará formas expresivas nunca vistas que e intentará como siempre dar respuesta a sus miedos.

¿Es difícil aportar novedades e innovar en tu sector?

Cuando era joven soñaba con ello, ahora con 51 años he comprendido que el primer paso para lograr esos objetivos es olvidarte de ellos, no sé exactamente pero de alguna manera esas pretensiones bloquean nuestra libertad creativa, la acartonan y evitan que de nuestra obra se extraigan lecturas frescas o renovadoras.

De hecho no entiendo que detrás de la renovación del Arte se esconda una evolución coherente con las necesidades espirituales del hombre y su tiempo.

¿Qué le dirías a un estudiante que se fijara en tus obras y decidiera encaminar su carrera profesional a la Escultura?

La Escultura le ha dado sentido a mi vida y espero que también lo haga con la tuya, fíjate bien… porque la Escultura no pierde el tiempo y si notas desde los primeros golpes sientes un cosquilleo en el corazón entonces no lo dudes la Escultura es tu camino.

¿Cuáles son tus próximos proyectos?

En estos momentos preparo sendos proyectos para obras privadas en piedra y en hierro, además participaré en un Simposio de escultura en la ciudad turca de Izmir en el mes de octubre y en el mes de noviembre en otro en el Ayuntamiento de Pájara en la Isla de Fuerteventura

amancio gonzalez amancio gonzalez amancio gonzalez

amancio gonzalez amancio gonzalez

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código