Categorías

¡Lo más vendido!

  • Primavera Morla Esculturas
    Primavera

    Ya hemos dejado atrás el invierno. La primavera llega llena de...

    100,00 €
  • Nesto Morla Esculturas
    Nesto

    Nesto, tumbado a la orilla del Río Luna en las largas tardes de verano,...

    125,00 €
  • En Babia (Pies)
    En Babia (Pies)

    Figura de la serie que representa a esos jovenzuelos del pueblo en...

    125,00 €
  • Estudiante (mano) Morla Esculturas
    Estudiante (mano)

    La figura del estudiante eternamente ligada a los libros, donde...

    100,00 €
  • Menina bronce
    Menina

    En aquella época en la que pasábamos lo veranos en Babia disfrutando del...

    125,00 €
  • Estudiante (Mano) bronce
    Estudiante (Mano)

    El Estudiante (Mano) es otra versión de los Estudiantes de bronce (el...

    100,00 €
  • Aurora Morla bronce
    Aurora

    Aurora es una representación en forma de niña de las partes del día. Es...

    155,00 €
  • Victor Morla Bronce
    Victor

    Víctor, compañero de aventuras y juegos a orillas del Río Luna. El...

    140,00 €
  • Josines Morla Esculturas
    Josines

    Josines forma parte de la misma pandilla de niños que Toñín, Angelín,...

    125,00 €
  • En Babia (W.C.) bronce Morla
    En Babia (W.C.)

    Gastos de envío gratuitos para toda la Península Ibérica, para el resto...

    125,00 €

Nîmes, ciudad de las artes

Nîmes, ciudad de las artes

Una vez planteado cómo iba a ordenar el stand con las figuras decorativas en bronce que me han acompañado en este viaje de regreso, un año más, a la luz de Nîmes, no pude resistirme a dejarme llevar por los pasos.

El día D en Nîmes (antes de arrancar la Feria de Artesanía)

Nîmes. Una historia ligada a las aguas. Inevitable dar un paseo, amplio, sosegado, por su jardín más emblemático. ¿Nombre? La Fontaine. Decían los romanos, aquellos que la convirtieron en parte de lo que es hoy, que son aguas sagradas.

Cierto o no, la vida ha florecido. Jóvenes, parejas, solitarios leyendo libros… el paisaje se dibuja diverso. A pesar de ser ya noviembre, apetece.

Después de repensar algunas cosas, los pies me llevan, sin pensarlo, frente a El Matador. No espera a Puerta Gayola, como el sujetalibros hecho a mano, pero sí nos da la bienvenida como guardián de la joya de Nîmes, su arena, el anfiteatro. Uno de los mejores conservados en todo el orbe, y con gran capacidad. La muestra de que, en aquella época, la ciudad era centro del Imperio (aunque hoy otras ciudades la hayan sucedido).

El corazón de Nîmes es romano, pero ha sabido conjugarlo con el paso de los siglos y convertirlo en parte de su carácter.

Esta ciudad, más allá de los vestigios romanos, tiene un símbolo por encima de todos: su cocodrilo y su palmera. Ambos están presentes en La place de Marché, uno de los puntos de ocio y terraceo en la urbe.

Epílogo

En verdad, son numerosos los espacios que merecen una mirada del viajero, ya lo veís. Pero no todos son tan populares. La Salamandre esconde su belleza bajo tierra; no en vano se trata de una de las grutas más espectaculares del entorno de la ciudad de las aguas.

En cierto modo me recuerdan a los espacios donde Teleno guarda y vigila nuestras tierras. ¿Podría salir Garaño de aquí? Ciertamente.

Si lo piensas bien, mientras lo observas desde los miradores acondicionados, no cuesta imaginar a Cotidio sosteniendo esta naturaleza tan generosa.

Con estos pensamientos regreso al centro, a la vida, y la luz de Nîmes, donde os espero hasta el domingo 11 de noviembre en Nimage. Sed bienvenidos a la ciudad de las Artes.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código