Categorías

¡Lo más vendido!

  • Primavera Morla Esculturas
    Primavera

    Ya hemos dejado atrás el invierno. La primavera llega llena de...

    100,00 €
  • Nesto Morla Esculturas
    Nesto

    Nesto, tumbado a la orilla del Río Luna en las largas tardes de verano,...

    125,00 €
  • En Babia (Pies)
    En Babia (Pies)

    Figura de la serie que representa a esos jovenzuelos del pueblo en...

    125,00 €
  • Estudiante (mano) Morla Esculturas
    Estudiante (mano)

    La figura del estudiante eternamente ligada a los libros, donde...

    100,00 €
  • Menina bronce
    Menina

    En aquella época en la que pasábamos lo veranos en Babia disfrutando del...

    125,00 €
  • Estudiante (Mano) bronce
    Estudiante (Mano)

    El Estudiante (Mano) es otra versión de los Estudiantes de bronce (el...

    100,00 €
  • Aurora Morla bronce
    Aurora

    Aurora es una representación en forma de niña de las partes del día. Es...

    155,00 €
  • Victor Morla Bronce
    Victor

    Víctor, compañero de aventuras y juegos a orillas del Río Luna. El...

    140,00 €
  • Josines Morla Esculturas
    Josines

    Josines forma parte de la misma pandilla de niños que Toñín, Angelín,...

    125,00 €
  • En Babia (W.C.) bronce Morla
    En Babia (W.C.)

    Gastos de envío gratuitos para toda la Península Ibérica, para el resto...

    125,00 €

Mohicanos, entre la leyenda y la historia

Mohicanos, entre la leyenda y la historia

¿Quién no ha visto o leído “El Último Mohicano”? Una obra de difícil catalogación, pues no es una historia novelada, ni una novela histórica. Tampoco una de aventuras. Pero es todo esto. Sin embargo, entre película y libro, las diferencias resultan evidentes.

No entraré aquí en si las adaptaciones cinematográficas de novelas hacen honor a los escritos. Simplemente estaba reflexionando cómo hemos entendido la figura del Mohicano a través de éstas.

Mohicano, de la historia a la novela y a la escultura en bronce

Los mohicanos son una tribu originaria de la vega del Hudson. Según los datos históricos conservados (mapas y testimonios de la época del salvaje oeste), su dominio llegaba hasta Manhattan, si bien finalmente emigraron hacia Delaware y las zonas de los grandes lagos, donde ambienta Cooper su obra.

El autor se vale del recuerdo británico de los hechos de la Guerra de los Siete Años (algo así como las películas que hacen de Trafalgar o de la época de Felipe II, para que nos entendamos) para retratar a cada una de las tribus nativas. El mohicano se muestra como un pueblo abierto, hábil en la guerra y en la paz, poderoso en la zona de los grandes lagos.

Creo que la figura de este sujetalibros en bronce que he titulado ‘Mohicano’ refleja poder, fuerza, y su reconocida valentía, y se aleja de la visión romántica que se describe en la película, y de la idealización del narrador. Al fin y al cabo, no existen héroes ni villanos, ni el mundo es blanco o negro.

Si lo miras bien, la representación que he creado no tiene nada que ver con el indio mohicano que se nos vende en la película: pelo largo, recogido, que recuerda más a los elfos de Tolkien que al mohicano que describe James Fenimore Cooper.

La importancia de la obra de Cooper trasciende más allá del puntillismo con el que se quiera diseccionar su obra. El último mohicano se ha grabado en nuestra cultura como un símbolo de resistencia, de cierto heroísmo. Eso es lo que yo quiero transmitir con este sujeta libros en bronce.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código