Categorías

¡Lo más vendido!

  • Primavera Morla Esculturas
    Primavera

    Ya hemos dejado atrás el invierno. La primavera llega llena de...

    100,00 €
  • Nesto Morla Esculturas
    Nesto

    Nesto, tumbado a la orilla del Río Luna en las largas tardes de verano,...

    125,00 €
  • En Babia (Pies)
    En Babia (Pies)

    Figura de la serie que representa a esos jovenzuelos del pueblo en...

    125,00 €
  • Estudiante Niño Bronce
    Estudiante (Niño)

    Los estudiantes, tanto el niño como la niña, son dos bronces diseñados...

    155,00 €
  • Menina bronce
    Menina

    En aquella época en la que pasábamos lo veranos en Babia disfrutando del...

    125,00 €
  • Estudiante (mano) Morla Esculturas
    Estudiante (mano)

    La figura del estudiante eternamente ligada a los libros, donde...

    100,00 €
  • Aurora Morla bronce
    Aurora

    Aurora es una representación en forma de niña de las partes del día. Es...

    155,00 €
  • Victor Morla Bronce
    Victor

    Víctor, compañero de aventuras y juegos a orillas del Río Luna. El...

    140,00 €
  • Otoño Morla bronce
    Otoño

    El otoño, cargado de frutos, brisa fresca y de un amplio abanico de...

    125,00 €
  • Estudiante (Mano) bronce
    Estudiante (Mano)

    El Estudiante (Mano) es otra versión de los Estudiantes de bronce (el...

    100,00 €

Si Quijote levantara la cabeza…

Si Quijote levantara la cabeza…

¿Os imagináis cómo sería El Quijote en el siglo XXI? En alguna ocasión leí que, si Cervantes viviera hoy, el antihéroe por excelencia narraría sus aventuras a golpe de 140/280 caracteres, con algunos selfies suyos en Instagram con su fiel Sancho, sus frases de motivación y sus puestas de La Mancha más bucólica; sería un YouTuber con millones de seguidores fieles de sus locuras (aparentes)… ¡Hasta podría tener un blog!

De El Quijote siempre se ha dicho que su protagonista vive la ficción como una realidad sin percatarse (aparentemente) de ello. ¿Os suena familiar? Sí, ¿verdad?

Si Quijote levantara la cabeza quizás no notaría gran diferencia entre su tiempo y el nuestro, ¿no creéis?

Ficciones y realidades de hoy y de ayer

Hay tantos significados como lectores para El Quijote. Y, sin embargo, hemos aceptado tres relaciones universales del personaje, sus aventuras y sus moralejas:

En la mentalidad A, están los hombres que llevan al extremo sus valores (caballerosos o no, ahí no entro). Defienden a capa y espada su mundo, a menudo sin pararse a pensar que quizás, solo de vez en cuando, merece la pena callar para escuchar.

La Mentalidad B, por el contrario, se ha imbuido tan profundamente en su realidad paralela (mental o digital, lo mismo da), que resulta quijotesca esa capacidad de resistir la evidencia y negar la realidad tal y como es. Mira a través de su lupa, la mayoría de las ocasiones una lente de móvil en la que solo es válido lo reflejado (no lo capturado).

En un tercer estadio, encontramos a los Sanchos, aquellos que por mor de una codicia inocente se dejan arrastrar por las masas y la ignorancia de lo balido por las fuentes no fiables. Son los representantes de la nueva sabiduría popular, simple, arrastrable y, a veces, carente de sentido común. Ciertamente, necesitados de un buen Quijote que les espolee la conciencia.

Si Quijote (o Cervantes) levantara la cabeza se encontraría un mundo de opuestos y extremos que solo pequeños puentes comunican.

Quizás sea esto lo que está dilucidando este Quijote en bronce artesanal hecho a mano disponible exclusivamente en las Ferias de Artesanía.

Si Alonso Quijano levantara de su reposo literario, encontraría un mundo donde los locos parecen cuerdos, donde los sueños y aventuras abren nuevas sendas a locuras cuerdas.

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código