Categorías

¡Lo más vendido!

  • Primavera Morla Esculturas
    Primavera

    Ya hemos dejado atrás el invierno. La primavera llega llena de...

    100,00 €
  • Nesto Morla Esculturas
    Nesto

    Nesto, tumbado a la orilla del Río Luna en las largas tardes de verano,...

    125,00 €
  • En Babia (Pies)
    En Babia (Pies)

    Figura de la serie que representa a esos jovenzuelos del pueblo en...

    125,00 €
  • Estudiante Niño Bronce
    Estudiante (Niño)

    Los estudiantes, tanto el niño como la niña, son dos bronces diseñados...

    155,00 €
  • Menina bronce
    Menina

    En aquella época en la que pasábamos lo veranos en Babia disfrutando del...

    125,00 €
  • Estudiante (mano) Morla Esculturas
    Estudiante (mano)

    La figura del estudiante eternamente ligada a los libros, donde...

    100,00 €
  • Aurora Morla bronce
    Aurora

    Aurora es una representación en forma de niña de las partes del día. Es...

    155,00 €
  • Victor Morla Bronce
    Victor

    Víctor, compañero de aventuras y juegos a orillas del Río Luna. El...

    140,00 €
  • Otoño Morla bronce
    Otoño

    El otoño, cargado de frutos, brisa fresca y de un amplio abanico de...

    125,00 €
  • Estudiante (Mano) bronce
    Estudiante (Mano)

    El Estudiante (Mano) es otra versión de los Estudiantes de bronce (el...

    100,00 €

Cuando cesa el ruido

Cuando cesa el ruido

El ruido todo lo inunda. Y eso que vivir en un pueblo tiene una gran ventaja: aquí no hay ruidos constantes de tráfico, ambulancias, conductores histéricos porque llegan tarde a su cita… aquí todo va a otro ritmo.

Sobre todo, cuando llega el domingo y se hace la paz. Me gusta trabajar el domingo porque mientras todos descansan el ambiente invita a crear. Son esos domingos desapacibles para todo el mundo en los que me gusta encerrarme en mi mundo de esculturas en bronce, bocetos, figuras en cera partida y nuevas creaciones de piezas en bronce.

O esos domingos de calor en el que existe un éxodo masivo de niños y adultos hacia piscinas, playas y ríos. La saturación genera embotamiento; y este, en última instancia, es el responsable de la estandarización. Todos cortados por el mismo patrón; todos efectuando los mismos movimientos. Lo fácil.

Morla, ¿cuál es el mejor momento para crear tus esculturas literarias?

Os hago esta pequeña confesión porque durante la Feria de Oficios Artesanos de Burgos (puedes ver aquí algunas fotos y vídeos), más de uno y más de dos de los que se han acercado al stand para conocer la obra que ha sido galardonada con el primer premio que tuvo a bien otorgarme la organización, lo demandaba.

¿Cuál es el mejor momento para crear?

Bien es cierto que, en realidad, no existe el mejor momento. Solo se da un momento, una idea. Que se decide llevar a la práctica, primero con un bosquejo en el que determino hasta qué punto puedo realizarla; después, desarrollándola en mi mesa de escritorio de toda la vida, ajada de los años y del trabajar sobre ella.

¡Si esta madera os contara! Tiene todos mis secretos, así que procuro mimarla para que no vaya contándolos al viento…

En ocasiones me gusta jugar con ellas. Unir caprichosamente al genio y su lámpara a otra compañía. La socialización, aunque sea en mi mente, es la mejor vía para explorar nuevos caminos y oportunidades.

Os invito cortésmente a hacer la prueba: sal de la rutina que te lleva a la ciudad y las aglomeraciones y dedica el domingo a crear cosas con tus manos. Espero que me cuentes tu experiencia y tu vivencia dentro de no mucho tiempo.

Cuando cesa el ruido, se abre la mente.

 

 

Publicaciones Relacionadas:

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código