Categorías

¡Lo más vendido!

  • Primavera Morla Esculturas
    Primavera

    Ya hemos dejado atrás el invierno. La primavera llega llena de...

    100,00 €
  • Nesto Morla Esculturas
    Nesto

    Nesto, tumbado a la orilla del Río Luna en las largas tardes de verano,...

    125,00 €
  • En Babia (Pies)
    En Babia (Pies)

    Figura de la serie que representa a esos jovenzuelos del pueblo en...

    125,00 €
  • Estudiante (mano) Morla Esculturas
    Estudiante (mano)

    La figura del estudiante eternamente ligada a los libros, donde...

    100,00 €
  • Menina bronce
    Menina

    En aquella época en la que pasábamos lo veranos en Babia disfrutando del...

    125,00 €
  • Aurora Morla bronce
    Aurora

    Aurora es una representación en forma de niña de las partes del día. Es...

    155,00 €
  • Estudiante (Mano) bronce
    Estudiante (Mano)

    El Estudiante (Mano) es otra versión de los Estudiantes de bronce (el...

    100,00 €
  • Victor Morla Bronce
    Victor

    Víctor, compañero de aventuras y juegos a orillas del Río Luna. El...

    140,00 €
  • Curueño bronce
    Curueño

    Curueño recibió su nombre al intentar seducir a una de las hijas del...

    230,00 €
  • Otoño Morla bronce
    Otoño

    El otoño, cargado de frutos, brisa fresca y de un amplio abanico de...

    125,00 €

Decíamos ayer

Decíamos ayer

Personajes reales e imaginarios, incluidos sus autores, se han dado cita a lo largo de los años (y los siglos) en las hermosas calles de Salamanca. Aprovechando el cálido recibimiento que hemos recibido los artesanos que hemos participado en la Feria de Artesanía de Salamanca, quiero proponeros una pequeña ruta literaria que yo mismo he realizado en los ratos libres de esta semana de feria y artesanía en la capital del Tormes. 

Lazarillos, latinas y diablos

Decir Salamanca es pensar irremediablemente en ese pícaro del Lazarillo de Tormes. Su puente es un imprescindible, no solo por su historia sino por las hermosas vistas de la ciudad del saber que ofrece. 

Por supuesto, parada merece la placa que recuerda el pasaje del toro de piedra sin cabeza.

[Por cierto, ha abandonado el plantel de escritos anónimos de nuestra literatura.]

Y el jardín de Calisto y Melibea, donde la picaresca y las melindres se hicieron obra. 

Si seguimos por sus calles históricas encontramos la Cueva de Salamanca donde las leyendas circunscriben la escuela de latín de Satanás (¡ahí es nada!). Y de latines seguimos porque aquí, en Salamanca, estudió la primera mujer universitaria que se tengan registros. Así es, una tal Beatriz Galindo que después se convertiría en profesora de latín de la mismísima Isabel I (la Católica). 

Entre las Niebla de Salamanca

Más recientes son los pasos de grandes contemporáneos quenos han dejado el paisaje (social) de Salamanca impreso en tinta. No puedes venir a Salamanca sin hacer parada en el histórico Café Novelty, junto al gran Torrente Ballester; o recuperar de la librería algunas de las novelas más realistas de Martín Gaite, que nos ha acompañado esta semana en la Plaza de los Bandos.

Don Miguel de Unamuno no nació en Salamanca pero la ciudad lo tiene por hijo. Porque aquí ejerció su magisterio (literario e intelectual); aquí escribió su Niebla y aquí murió bajo arresto domiciliario el 31 de diciembre de 1936 en tertulia (genero que dominó ampliamente) con amigos (alumnos todos ellos). 

Fray Luis de León

De una institución en la Institución por antonomasia de Salamanca a uno de sus grandes exponentes. Fray Luis de León fue siempre algo díscolo en su pensamiento, y sobre todo en su acción. La traducción de algunos textos no bien vistos por las autoridades le llevaron a prisión siendo profesor de la Universidad de Salamanca. 

De aquí la coletilla que según la leyenda, expresó a su retorno a las aulas: "como decíamos ayer". Además de titular esta digresión, es el lema elegido por la ciudad para conmemorar los ocho siglos de la Universidad de Salamanca. 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código