Categorías

¡Lo más vendido!

  • Primavera Morla Esculturas
    Primavera

    Ya hemos dejado atrás el invierno. La primavera llega llena de...

    100,00 €
  • Nesto Morla Esculturas
    Nesto

    Nesto, tumbado a la orilla del Río Luna en las largas tardes de verano,...

    125,00 €
  • Menina bronce
    Menina

    En aquella época en la que pasábamos lo veranos en Babia disfrutando del...

    125,00 €
  • En Babia (Pies)
    En Babia (Pies)

    Figura de la serie que representa a esos jovenzuelos del pueblo en...

    125,00 €
  • Estudiante (mano) Morla Esculturas
    Estudiante (mano)

    La figura del estudiante eternamente ligada a los libros, donde...

    100,00 €
  • Estudiante (Mano) bronce
    Estudiante (Mano)

    El Estudiante (Mano) es otra versión de los Estudiantes de bronce (el...

    100,00 €
  • Aurora Morla bronce
    Aurora

    Aurora es una representación en forma de niña de las partes del día. Es...

    155,00 €
  • Victor Morla Bronce
    Victor

    Víctor, compañero de aventuras y juegos a orillas del Río Luna. El...

    140,00 €
  • Cotidio de frente
    Cotidio de frente

    Leyenda o Mito pero Cotidio se ha mantenido vivo durante cientos o...

    230,00 €
  • En Babia (W.C.) bronce Morla
    En Babia (W.C.)

    Gastos de envío gratuitos para toda la Península Ibérica, para el resto...

    125,00 €

Las mil y una noches

Las mil y una noches

Las mil y una noches: una adicción en forma de narraciones trepidantes, con semillas de moralejas (al más puro estilo del conde Lucanor), y erotismo atrayente. Todo ello aderezado con el exotismo que para Occidente guarda el Oriente más romántico (no el de la realidad).

Así me he vuelto a sentir yo después de releer esta magnífica obra anónima (se creé que su nombre original, por cierto, era Hazâr afsâna, que significa “mil leyendas”).

Sherezade y El conde de Montecristo

Si habéis conocido el universo de El conde de Montecristo, quizás os pase como a mí: ciertos pasajes me recuerdan a los cuentos de Sherezade. Al menos en cuanto a la relación de Haydée y el propio Edmundo Dantés.

Aquí las películas que se han hecho sobre ambas obras literarias no muestran esa similitud, pero en el libro de Dumas está ahí. En Las mil y una noches, es ella quien conduce la voluntad del sultán a través de los relatos; en El conde de Montecristo, Haydée muestra incluso más influencia sobre Dantés sin la necesidad de relatos, solo con su presencia.

Hasta las ambientaciones son vestigios del Oriente que se imaginaban los románticos. A propósito, seguro. Incluso la imagen que se me forma en la mente cuando pienso en este personaje femenino, en cualquiera de las dos obras, existe un paralelismo.

Os confieso que en alguna ocasión me he sentido tentado a dejar salir esa figura femenina y convertirla en bronce. Al fin y al cabo, sería una gran compañía para Aladino.

Aladino, Alí Babá y Simbad el Marino, originarios de las mil y una noches o no

Hablando de nuestro genio de la alfombra voladora, existe cierta controversia entre los estudiosos de la literatura sobre la posibilidad de que ni Aladino, ni el bueno de Alí Babá o el aventurero Simbad sean cuentos incluidos en los relatos originales.

Se apunta a que fueron introducidos a posteriori, para completar el relato. Os invito a que leáis o releáis Las mil y una noches, como he hecho yo, y reflexionéis sobre esto que os comento (y sobre la posibilidad de extender el reino de Sherezade a mis creaciones artísticas en bronce).

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código